lunes, 21 de abril de 2014

Las Doncellas del Río

Últimamente no escribo muchas aventuras. Aunque es una actividad gratificante a la que en otra época de mi vida podía dedicar tardes enteras, precisa de mucho tiempo, y eso es algo de lo que cada vez dispongo menos. La consecuencia es que, poco a poco, me he ido acostumbrando a tirar de material publicado o jugar a juegos que no precisen de preparación previa.

Pero, como suele pasar cuando diriges y lees, de vez en cuando salta esa chispa que te permite visualizar una aventura de casi corrido. Así que agarras un papel, tomas unas cuantas notas y, en cuanto tienes un par poco de tiempo libre, te sientas a escribir frenéticamente. Si todo va bien, en un par de horas o tres tienes algo potable entre tus manos.


Eso es más o menos lo que me pasó cuando, cansado de esperar a que llegase el ejemplar Relatos de las Tierras Asperas que encargué (hace ya medio año y sigo esperando), me puse a hojear The Heart of the Wild y leí el siguiente pasaje que traduzco a vuelapluma.
Tres espíritus de la naturaleza, llamados las Doncellas del Río, moran en la Laguna Oscura. [...] Una segunda doncella suele encontrarse hacia la mitad del río. Es amiga de los Hombres de Bosque, a veces guía sus botes fuera de peligro y disfrutar con su compañía. Según se dice, algunos de los Hombres del Bosque son descendientes de sus devaneos. Su nombre entre los mortales es Sombradelsol.
El resultado es una aventura a la que estoy dando los últimos toques, y de la que os dejo un par de páginas a modo de avance, incluido un resumen inicial que os permitirá haceros una idea de lo que trata. Si os gusta lo que veis, dadme un poco más de tiempo para rematarla y es toda vuestra.